Antonio Banderas y Pablo Albaran donan 200.000 euros al Grupo de Investigación en Robótica Médica de la Universidad de Málaga para combatir el COVID-19

Antonio Banderas y Pablo Albaran, los dos artistas malagueños más internacionales, financiarán durante los próximos cuatro años el Grupo de Investigación en Robótica Médica de la Universidad de Málaga (UMA).

El actor y cantante anunció una colaboración con la UMA y el equipo de investigación del equipo de Medical Robotics, donando 100.000 euros cada uno.

Un pequeño empujón de nosotros con @pabloalboran a este maravilloso proyecto de producir fans en la Universidad del #Malago para contribuir a la lucha contra el COVID-19

El Grupo de Investigación en Robótica Médica de la Universidad de Málaga, liderado por el profesor Víctor Muñoz, es el responsable del proyecto Andalucia Respira, que ha desarrollado un respirador mecánico para producción en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Un respirador mecánico desarrollado por el Grupo de Investigación en Robótica Médica de la Universidad de Málaga.

El ventilador fue aprobado el viernes pasado y su producción se estima en unas 50 piezas de ventilador a la semana, como tuiteó el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

La buena noticia: la agencia médica española acaba de revisar a un aficionado andaluz. Esperamos poder producir unas 50 unidades por semana que estarán disponibles para los hospitales. ¡Gran trabajo! Felicidades a todo el equipo.

Este dispositivo, aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, se puede fabricar en apenas dos horas, y el uso de piezas industriales convencionales reduce el riesgo de escasez y daños mecánicos, informó este lunes la Universidad de Málaga en un comunicado.

Gracias a Banderas y Albaran, este equipo universitario recibirá financiación durante los próximos cuatro años.

Se espera que las primeras unidades fabricadas estén disponibles en los próximos días.

Antonio Banderas, doctor honoris causa por la Universidad de Málaga, dijo: “Después de 10 años trabajando con la Fundación Lagrimas y Favorres, es un gran placer para mí seguir ayudando a los grupos de investigación de la Universidad de Málaga, esta vez también con Pablo Albaran “.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *