COVID-19: El negocio del turismo golpeado por la crisis en Mallorca, España pospone la apertura hasta 2021 mientras los hoteleros exigen la devolución de impuestos

Mientras la pandemia de coronavirus tiene a miles de millones de personas en todo el mundo, el sector turístico de Mallorca está experimentando una crisis inmediata e innumerables empresas están tratando de mantenerse a flote.

Los sindicatos que representan a las agencias de viajes en toda la isla han hecho un fuerte anuncio de que, debido a la crisis del COVID-19, es posible que una parte significativa no abra sus puertas hasta 2021.

Ante el temor de incurrir en grandes costos que no pueden ser compensados ​​por la afluencia habitual de turistas, ahora existe un consenso creciente entre la hostelería, las compras y la vida nocturna para posponer la apertura hasta la Semana Santa del próximo año.

Alfonso Robleda, presidente de la Asociación de Restaurantes de Mallorca, dijo que los empresarios estaban más preocupados por las consecuencias de la recuperación que por el bloqueo actual que había obligado a cerrar su negocio.

MIEDO: Los restaurantes están preocupados por la falta de clientela este año

“Existe un temor significativo de que no lleguen suficientes turistas a la isla y que el resto de la temporada sea demasiado corta para compensar sus costos”, dijo Robleda.

Esto incluye la contratación de personal y los costos de suministro, inversiones que, según Robled, generarán pérdidas que muchas empresas no pueden permitirse.

Concluyó que el restaurante cerrado que introduce ERTE es un despido temporal de trabajadores, apenas asociado con costos.

Sin embargo, reanudar el trabajo sin clientes puede traer más pérdidas que beneficios y también está sujeto a la obligación contractual de retener al personal durante seis meses.

Magaluf
NOTA: Es posible que se apliquen restricciones para clubes nocturnos por un período de tiempo

La Asociación de Discotecas de las Islas Baleares (ABONE) señaló que la incertidumbre de la pandemia dejó a las instituciones en un estado de incertidumbre, y que muchos empresarios han decidido reanudar sus operaciones el próximo año.

El presidente Jesús Sánchez explicó que las discotecas pueden ser rentables con una alta concentración de personas, y si se siguen imponiendo restricciones a las grandes concentraciones, el sector se verá gravemente afectado.

Es más, incluso si se eliminan las restricciones, Sánchez cree que muchas personas no quieren asistir a fiestas por temor a infectarse.

Dijo: “Las actividades al aire libre, como ir a la playa o beber en la terraza, probablemente se vean menos afectadas que en las discotecas, donde la concentración de personas es mucho mayor”.

Playa de mallorca
PARALIZADO: La temporada turística suele comenzar de marzo a mayo

El presidente de la Federación de Empresarios de las Illes Balears (AFEDECO) Tony Guy asegura que cada vez son más las empresas que anuncian su intención de no abrir sus puertas hasta la Semana Santa de 2021.

“La falta de clientes dará a las empresas una facturación insuficiente para cubrir los costes que tendrán que soportar”, dijo.

Guy explicó que los países que bloquean sus fronteras y las personas de todo el mundo que se quedan en casa para ayudar a detener la propagación del virus afectarán negativamente al turismo en las islas.

“Los visitantes ahora tienen un poder adquisitivo limitado y la disminución de los ingresos debido a la crisis afectará su decisión de no conducir este año.

Playa de mallorca
RESPONSABILIDADES: La exposición al COVID-19 debería tener un impacto significativo en la isla.

Debido a las actividades canceladas, las restricciones de viaje que no son significativas y los vacacionistas que tienen que aislarse en sus casas, los hoteles en toda la isla también se han visto amenazados.

Aunque la mayoría de las empresas esperan que todo explote, muchas se han unido para exigir que el gobierno implemente una serie de medidas.

Esto incluye el impago de impuestos y tasas municipales por el resto del año, que creen que ayudará a las instituciones a recuperarse en el futuro.

En un comunicado de Isabel Vidal, presidenta de la Asociación de Hoteleros de la Playa de Palma, condenó a los funcionarios que no reembolsaron impuestos, a pesar de que todos los hoteles están cerrados.

Ella dijo: “Desde sus inicios, Playa de Palma ha contribuido consistentemente con millones de euros al gobierno.

“Sin embargo, la crisis provocada por la pandemia de COVID-19 sumió al sector en la peor crisis económica y el gobierno nos está empujando a un colapso sin precedentes”.

“No podemos reabrir si los costos nos absorben”.

El gobierno aún no se ha pronunciado sobre las demandas.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *