El gobierno español firma un acuerdo que permite a las empresas que luchan con la industria despedir personal tras la finalización del programa ERTE

Las EMPRESAS de toda España podrán despedir empleados si el Plan de Prevención del Gobierno (ERTE) pone fin al debate mensual con asociaciones y sindicatos.

El acuerdo, firmado por el gobierno junto con los sindicatos CCOO y UGT, así como las asociaciones empresariales CEOE y Cepyme, pretende aliviar la presión sobre las industrias que deben afrontar constantemente los efectos del bloqueo del coronavirus.

Un punto clave en el acuerdo de ayer detiene el requisito de que los empleadores retengan a todo el personal que trabaja en ERTE durante seis meses después de que expire el plan, que actualmente está programado para el 30 de junio.

En particular, la industria hotelera se ha quejado de que la reducción del turismo este verano no permitirá que los propietarios de bares y restaurantes retengan mano de obra.

Pero el nuevo texto habla de rescisión de contratos Fuerza mayor “Se evaluará en base a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable”, según los documentos Provincias.

Dice que “aquellas empresas que muestren gran variabilidad o estacionalidad del empleo” tendrán la flexibilidad para mantener los resultados.

Estas empresas no tendrán que pagar contribuciones a la seguridad social que están cubiertas por el estado bajo el esquema ERTE, una obligación preliminar por incumplimiento.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, dijo que si el estado de alarma se prolonga después del 30 de junio, nuevas negociaciones podrían permitir que los trabajadores reciban beneficios estatales bajo los esquemas ERTE relevantes.

Esto se produce después de que Yolanda Díaz, ministra de Trabajo de España, cediera la semana pasada a las asociaciones empresariales la posibilidad de eliminar gradualmente a los trabajadores del sistema de operaciones masivas de ERTE junto con una desescalada progresiva.

Partes de España, incluidos los puntos críticos de exposiciones en la Costa Blanca y las islas españolas, entraron el lunes en la “fase 1” de un programa de desescalamiento de cinco etapas.

Hoy en día, los bares y restaurantes pueden abrir hasta el 50% de su capacidad de terraza. El 50% es otra concesión del gobierno, que inicialmente permitía solo el 30% de los territorios abiertos.

La etapa 2 permitirá a estas instituciones renovar sus interiores hasta en un 50%.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *