España lucha contra la obesidad aumentando los impuestos a la comida chatarra

El nuevo gabinete de gobierno ha explicado sus intenciones de combatir la obesidad del país al proponer aumentar el IVA en algunos alimentos poco saludables.

La propuesta es parte de un esquema más amplio que planea introducir un etiquetado más preciso y un sistema de recompensas para los consumibles a base de alimentos.

El recién nombrado ministro de Consumo, Alberto Garzón, anunció la semana pasada sus planes de que los alimentos etiquetados como poco saludables, según los expertos en salud, duplicarían el alcohol doméstico como parte de la lucha contra la obesidad.

En un país rico en alimentos naturales como mariscos, verduras y aceite, el gobierno está luchando con una nueva generación que, según datos publicados por el Ministerio de Sanidad español, ha decidido comer más alimentos procesados, fritos y “poco saludables”. poner al país en riesgo de crisis.

Actualmente, el IVA de los alimentos es del 4%. Los nuevos planes de IVA aumentarán al 10% en productos que no cumplan con ciertos estándares de salud.

Esto se tendrá en cuenta en el sistema de “semáforo”, que marcará los ítems con los colores adecuados, comenzando con la puntuación verde oscuro “A” y terminando con la “E” roja.

El etiquetado se calculará teniendo en cuenta el contenido de azúcar en los alimentos saturados de ácidos grasos, calorías y sal.

El gobierno también está exigiendo un etiquetado más preciso de los ingredientes exactos y los alimentos destinados al consumo en instituciones públicas, como hospitales y escuelas, ahora deben cumplir con los modelos de calidad y los estándares de la industria.

En un país donde la esperanza de vida es ahora de casi 83 años gracias a la famosa “dieta mediterránea”, el gobierno está estableciendo estas medidas para ayudar a educar a las generaciones más jóvenes en un estilo de vida saludable y sostenible.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *