Las pruebas rápidas españolas para el coronavirus “no funcionan” porque la embajada china confirma que el fabricante no tiene licencia médica

ESPAÑA ha encargado a un fabricante chino 600.000 kits para pruebas rápidas de coronavirus, que no tienen licencia para vender dispositivos médicos.

Las pruebas tampoco “cumplen los requisitos de la Comisión Europea”, confirmó Fernando Simón, director del Centro Español de Coordinación de Notificaciones Médicas y Emergencias.

Una muestra de 9.000 nuevos kits fue probada en hospitales y en el Centro Nacional de Microbiología de Madrid tras la llegada del primer lote de pedidos a España el pasado sábado.

Las pruebas preliminares han demostrado que las pruebas rápidas tienen una sensibilidad de menos del 30%, de acuerdo a Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Esto significa que si 10 personas con coronavirus pasan la prueba, siete serán falsos negativos.

Una prueba existente para el coronavirus, llamada PCR, tiene una sensibilidad del 84%.

Las pruebas de PCR demoran hasta cuatro horas y requieren personal calificado y laboratorios especializados. El gobierno pondrá en marcha sus planes para comprar 6 millones de pruebas “rápidas” diseñadas para extenderse por todo el país.

“Hemos devuelto las pruebas y estamos esperando nuevas”, agregó Simon.

Según los informes, la embajada china en España escribió en Twitter que Shenzen Bioeasy Technology “aún no tiene una licencia oficial” para vender dispositivos médicos en China.

La “empresa de alta tecnología”, que produce en el campo de los diagnósticos clínicos, anuncia en su sitio web Bioeasy Test Kit sin previo aviso sobre la falta de permiso en la empresa.

La compañía aún no ha respondido a una solicitud de comentarios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido que las pruebas sean vitales para controlar el virus lo antes posible mediante el aislamiento de los infectados.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *