Madrid pedirá a otras regiones de España que incineren los cuerpos de las víctimas del coronavirus, ya que las funerarias están “destruidas”

MADRID quedó tan aturdido por la muerte por coronavirus que sus crematorios colapsaron bajo presión.

En 4.715 muertes causadas por COVID-19 en la región, las reuniones funerarias fracasaron y el número promedio de servicios diarios en la capital aumentó de 54 a 115, en algunos días incluso 165 funerales.

La presión dejó a la capital sin más remedio que pedir a otras regiones que reduzcan la carga.

En sus servicios funerarios municipales solo hay ocho hornos.

La portavoz del Concejo Municipal, Immaculate Sanz, dijo que se habían iniciado conversaciones para trasladar los cuerpos y incinerarlos en otro lugar.

Actualmente se están observando retrasos de hasta tres días en la ciudad de Madrid ya que se han ido acumulando cadáveres y se espera que el COVID-19 haya alcanzado su punto máximo.

“Todas las funerarias se encuentran en una situación estresante, y llegar a los arreglos no es fácil”, dijo Sanz, y agregó que los funerales tradicionales se llevan a cabo “normalmente”.

“La demanda de cremación casi se ha triplicado”, agregó.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *