Pollo frito y tarta de manzana, la ??ltima cena de Teresa Lewis

Teresa Lewis y sus seguidores est??n esperando un milagro de ??ltima hora que la libre de la inyecci??n letal que, seg??n lo previsto, recibir?? este mismo jueves a las 9 de la noche en el correccional de Greensville, en el estado de Virginia.
Despu??s de que el Tribunal Supremo de EEUU rechazara su petici??n de clemencia y que el propio gobernador de Virginia, Robert McDonnell, desestimara una indulgencia, a Lewis, de 41 a??os y condenada por doble asesinato, s??lo le quedaba tomar una decisi??n: su ??ltima cena.
Seg??n informan este jueves medios locales, la condenada ha pedido un men?? ‘typical american’ formado por pollo frito, guisantes, una soda Dr. Pepper y ya sea tarta de manzana o pastel de chocolate de postre.
En una conversaci??n telef??nica con una cadena de Virginia, Lewis dijo que “tengo la esperanza de que algo cambiar??, pero si he de ir junto a Jes??s, s?? que ser?? lo mejor”.
Asimismo, la condenada, una de las 53 mujeres en el corredor de la muerte en Estados Unidos, se reuni?? este jueves con miembros de su familia y su l??der espiritual.
En m??s de una ocasi??n, Lewis se ha arrepentido de su crimen y ha ejercido de consejera a otras internas de este centro de Virginia, que, como hecho especial, ha colocado guardias femeninas en torno a su celda, en lugar de hombres.

Fuerte pol??mica – pena de muerte

En el segundo estado con el corredor de la muerte m??s activo del pa??s -despu??s de Texas-, el caso de Lewis ha creado una fuerte pol??mica no s??lo por su g??nero sino porque sus abogados defienden que elcoeficiente mental de la mujer, de 72, roza con el l??mite para que una ejecuci??n sea inconstitucional, basado en 70.
Sin embargo, la Fiscal??a sostuvo en todo momento que Lewis calcul?? a sangre fr??a el asesinato de su marido y su hijastro, hasta el punto que manipul?? a otros dos hombres -uno de ellos, su amante- para que llevaran a cabo el crimen.
Esa premeditaci??n de los homicidios la llev?? al corredor de la muerte en 2003, mientras que los autores materiales del doble asesinato recibieron condenas de cadena perpetua.
En los ??ltimos meses, han llegado a la mesa del gobernador de Virginia casi 4.000 peticiones de clemencia, entre ellas las de grupos de salud mental, representantes de la Uni??n Europea o el escritor estadounidense John Grisham.
Sin embargo, de momento no se ha confirmado ninguna manifestaci??n ni acto de protesta en las inmediaciones del correccional de Greensville, donde esta noche Lewis se convertir??, seg??n lo previsto, en la duod??cima mujer ejecutada en Estados Unidos desde que se restaur?? la pena de muerte en 1976, la ??ltima de ellas llevada a cabo en el a??o 2005.

Fuente

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *