Protección solar para el cabello necesaria en verano.

Casi todos sabemos que llevar el pelo a finales de verano no está en la mejor forma, pero en las mismas condiciones que antes de las vacaciones, no es fácil. El sol, el cloro en las piscinas, el aire, la arena de la playa, la sal marina y nuestras pequeñas preocupaciones contribuyen y cómo estropearlo. Por eso muchos peluqueros sufren en septiembre volver a escribir tienen que resolver una variedad de problemas: color de cabello incierto, malas condiciones en el medio y en las puntas, deshidratación completa …

Para evitar que esto nos suceda, en verano debemos utilizar protección y cuidado del cabello de la misma forma que con el rostro y el cuerpo. Y para el cabello, le pasa a la piel. Qué son las clases y las clases. El equivalente a los fototipos de piel más sensibles (las pieles mas blancas) melenas teñidas, secas o químicamente enrolladas. Pero cuidado, melenas saludables también (como pieles morenas) deben usar protectores para el cabello. Entonces, sabes que en una bolsa de playa o piscina debes incluir un protector de cabello junto con protector solar para rostro y cuerpo.

Aunque en principio podrías pensar: “Qué fastidio, otro invento para hacer que un bolso de playa parezca un bazar, y además gastamos más dinero“Les aseguro que es una buena inversión. Además, la excusa de que no te gusta la textura no funciona porque hay diferentes tipos: crema, aceite, spray o gel para adaptarse al gusto de cada uno.

Su uso es sencillo: solo necesitas distribuirlo por tu cabello. Esto forma una fina película alrededor del cabello que lo protege tanto del sol como de la pérdida de color y humedad, y aunque suelen ser resistentes al agua, conviene utilizarlas varias veces durante el día de playa, sobre todo si se caen y salen. mucha agua.

En el caso de los filtros solares capilares, están diseñados para realizar diversas funciones. Además de establecer una especie de barrera para que la radiación no afecte al cabello, también contienen sustancias específicas que evitan que otros agentes –sal, cloro, arena … – las agraven aún más. Entre estas sustancias, además de los filtros UV para proteger el cabello de la radiación ultravioleta, se encuentran diversos humectantes y nutrientes, vitaminas antioxidantes como A y E, ceramidas, que restauran la fibra capilar y fortalecen su estructura, así como agentes protectores del color. Sustancias emolientes, polímeros para aclarar, suavizar y disociar, …

Y después de bañarte al sol, al llegar a casa o al hotel, debes eliminar con cuidado los restos de sal, cloro y arena que pudieran quedar en el cabello, así como los restos de equipos de protección. Aunque los champús habituales son válidos para esta misión, en este momento no está de más cambiar de producto y optar por los champús solares. Aportan dosis adicionales de hidratación y reparación capilar, además, suelen contener filtros solares que protegen el cabello después del lavado, así como nutrientes y sustancias reestructurantes que fortalecen la estructura interna del cabello, mejoran su protección frente a las agresiones externas y dañan el sol. .aplicar la melena. Pero si durante el resto del año, lavándose la cabeza, una persona no está satisfecha con el simple uso de champú y usa mascarillas y acondicionadores, en el verano este modo se vuelve necesario. Así, dos veces por semana hay que utilizar mascarillas y acondicionadores diarios que consiguen en el cabello lo que sus “análogos” en el cuerpo con la piel. Es decir, calman, hidratan y preparan el cabello para que esté preparado para el sol del día siguiente.

.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *